Carta a Ángela Merkel

http://www.ivoox.com/carta-a-angela-merckel_md_4953653_wp_1.mp3″

<a href=”http://www.ivoox.com/carta-a-angela-merckel-audios-mp3_rf_4953653_1.html&#8221; title=”Carta a Ángela Merckel”>Ir a descargar</a>

De: Simplemente Gente (en CuacFM)

Carta a Ángela Merkel

Enhorabuena Sra. Merkel. Ha hecho usted una carambola a varias bandas.

Por un lado, seguro que ya le han felicitado sus verdaderos jefes, sí, esos: los de la banca. Ha dejado usted claro quién manda en Europa. Por si alguien andaba despistado o se creía que podía jugar a los referéndums, ha dejado usted claro que las insolencias en esta Europa suya, se pagan y se pagan muy caras.

El primer escarmentado ha sido el gobierno griego, que se ha atrevido a intentar negociar una política económica que no fuera la de los recortes, la de la privatización, la de vender el estado de bienestar a las multinacionales… ¿pero cómo se le ocurre? Por supuesto no avanzaba nada en las negociaciones. Usted supo jugar con los tiempos y la necesidad de Grecia de pagar al Fondo Monetario Internacional: tenían que firmar un acuerdo si querían poder pagar. Y el tiempo se les agotaba. Cometieron la imperdonable insolencia de consultar a su pueblo. Eso va a ser castigado y muy duramente. No importa que la política que sus jefes, la banca, le imponen a Grecia, no funcione, en realidad sí funciona: se trata de que la deuda griega aumente y de sacarle a Grecia todos sus activos, privatizar sus infraestructuras, sus instituciones sanitarias, sus instituciones educativas… y hacer un efecto demostración de por dónde van los tiempos. Así que ante la insolencia, si no quieres caldo ¡toma dos tazas! y además, tienes que aprobar un montón de leyes en tres días. Y si no, te vas del euro y de la Unión Europea.

El segundo escarmentado ha sido el pueblo griego, que intentó salir de la asfixia a que ustedes les someten, eligiendo un gobierno con una propuesta diferente. Los pueblos, como usted sabe somos muy soñadores y nos empeñamos en creernos libres y soberanos. Usted dijo que los griegos tenían que votar “sí” en el referéndum y votaron “no”. Eso necesitaba un castigo y a ustedes les ha parecido que lo mejor era humillar a su gobierno haciéndole elegir entre un tratado aún más contrario a su programa y la salida fulminante de la Unión Europea. Ha sido como el Tratado de Versalles que firmó Alemania al fin de la primera guerra mundial y que dio origen a Hitler y a la segunda guerra mundial. ¿Está segura de que no se le ha ido la mano?

El tercer escarmentado ha sido el ciudadano europeo. Sí, antes podíamos soñar (somos así) que con esta unión europea íbamos avanzando de alguna manera hacia la Europa de los pueblos, que si bien estaba claro que sus prioridades eran las económicas, para nosotros Europa era una garantía de democracia, de defensa de los derechos humanos, de estados del bienestar… Ahora ya no: ustedes ya han dejado claro que nada de democracia, que hay que someterse a las prioridades de la banca; que nada de derechos humanos, que hay que “cumplir y pagar las deudas”; que nada de estados del bienestar, salud y educación son muy buenos negocios comos para que estén en manos de gobernantes demócratas.

Sí, nuestro sueño ha estallado en mil pedazos. Ya no queremos ser de esa Europa, de su Europa. Tal vez esa Europa suya termine estallando también en mil pedazos… Ya no es aquél club democrático, próspero y atractivo. Ahora es una encerrona autoritaria y antipática. Está claro que ustedes no nos representan: representan a la banca y a las multinacionales, pero no a los ciudadanos europeos. Nosotros para ustedes somos mera mercancía.

Pero no se  preocupe: le agradecemos que nos haya roto la ilusión que padecíamos. Ahora sí, las cosas están más claras y podemos ponernos a construir una Europa de los pueblos, cuyo valor más elevado sea la vida humana, una Europa construida sin violencia, una Europa de la diversidad, de las oportunidades, del desarrollo del conocimiento, de la no-discriminación. Una Europa abierta a las culturas, a las personas y al futuro.

Ya sabe, los seres humanos somos así: siempre nos abrimos un futuro y siempre queremos que ese futuro tenga sentido. Y el que usted nos propone, ya no lo tiene.

Por eso ustedes irán perdiendo votos y las nuevas agrupaciones ciudadanas, irán ganando.

Disculpe que nos hayamos dirigido a usted, en realidad esta carta va para todos los dirigentes que han firmado esa vergonzante imposición contra el pueblo griego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s