El Consejo de Ministros aprueba el anteproyecto de la Ley de Seguridad Ciudadana

“El gran capital ya ha agotado la etapa de economía de mercado y comienza a disciplinar a la sociedad para afrontar el caos que él mismo ha producido”. (Documento Humanista).

Cuando esta ley se apruebe finalmente, será prácticamente imposible otro 15-M. Poner tiendas de campaña, hacer escraches, hacer una manifestación delante del Congreso, del Senado, de un parlamento autonómico, obstruir un desahucio, desobedecer o resistirse a la orden de un policía, negarse a disolver una manifestación… todo está penado con grandes multas.

Eso sí, es para garantizar nuestro derecho de manifestación, o sea: por nuestro bien.

A continuación, la lista de “infracciones” que publica el diario “20 minutos” (ver el artículo completo):

Tipos de infracciones

INFRACCIONES MUY GRAVES (multa de 30.001 a 600.000 euros):

Convocatoria y asistencia a manifestaciones con finalidad coactiva e inobservancia de la legislación electoral desde que haya finalizado la campaña electoral hasta el fin de la votación. Un ejemplo fue lo ocurrido el 13-M tras los atentados del 11-M. Perturbación muy grave del orden en actos públicos, deportivos, culturales, espectáculos, oficios religiosos u otras reuniones numerosas. Reuniones o manifestaciones no comunicadas o prohibidas en lugares que tengan la consideración de infraestructuras críticas como centrales nucleares o aeropuertos, así como la intrusión en sus recintos, incluyendo su sobrevuelo, y la obstrucción de su funcionamiento. Fabricación, comercio y tenencia ilegal de armas y explosivos no catalogados. Celebración de espectáculos públicos o actividades recreativas quebrantando la prohibición o suspensión ordenada por la autoridad. Deslumbrar con dispositivos tipo láser a conductores de tren, metro o pilotos.

INFRACCIONES GRAVES (Multa de 1.001 a 30.000 euros):

Concentraciones no comunicadas ante instituciones del Estado como el Congreso, el Senado, los Parlamentos autonómicos o los altos tribunales, aunque no tengan actividad y cuando se perturbe la seguridad ciudadana. Perturbación grave del orden en actos públicos, deportivos, culturales, espectáculos, oficios religiosos u otras reuniones numerosas. Alterar el orden público encapuchado o con cualquier elemento que dificulte la identificación.
Desórdenes graves en vía pública o provocar incendios que representen un peligro para las personas o bienes. Obstruir a la autoridad en la ejecución de sus decisiones administrativas o judiciales, como en los desahucios. Obstaculizar gravemente la actuación de los servicios de emergencia en el desempeño de sus funciones. Desobediencia o resistencia a la autoridad o a sus agentes en el ejercicio de sus funciones y la negativa a identificarse. Perturbación del orden en campaña electoral. Manifestaciones y reuniones sin autorización o que infrinjan la ley de reunión y la negativa a disolver las acordadas por la autoridad. También cuando se produzcan en centrales nucleares, aeropuertos, etc. Portar, exhibir o usar armas de modo negligente o temerario o fuera de los lugares habilitados para su uso. Ofensas o ultrajes a España, a las comunidades autónomas y entidades locales o a sus instituciones, símbolos, himnos o emblemas, efectuadas por cualquier medio. La prostitución y la demanda de sus servicios en las proximidades de zonas infantiles, como parques o colegios, o en lugares donde se ponga en peligro la seguridad vial, como los arcenes. Fabricación, comercio y tenencia ilegal de armas reglamentarias, explosivos catalogados y material pirotécnico. Obstruir inspecciones y controles reglamentarios en fábricas, locales y establecimientos. Justificar el terrorismo, la xenofobia y la violencia contra la mujer, como la exhibición de fotos de terroristas. Uso de uniformes policiales o de servicios de emergencia sin autorización. Falta de colaboración con la Policía en la averiguación o prevención del delito. Actos que atenten contra la indemnidad sexual (libre de padecer daño) de los menores. Consumo y tenencia de drogas en lugares públicos y su tolerancia. El botellón, cuando perturbe gravemente la tranquilidad ciudadana y no esté autorizado. Las “cundas” o taxis de la droga. El cultivo de drogas. Forzar o inducir a menores al consumo de alcohol o drogas. Los daños graves a mobiliario urbano como marquesinas, papeleras o contenedores, así como los actos vandálicos a servicios públicos, además de obstaculizar la vía pública con vehículos, contenedores o neumáticos. Escalar como acción de protesta en edificios públicos. Mal uso de animales feroces y el maltrato animal.

INFRACCIONES LEVES (100 a 1.000 euros):

Manifestaciones y reuniones que infrinjan la ley de reunión. Exhibición de objetos peligrosos con ánimo intimidatorio. Incumplir restricciones de circulación peatonal o itinerario con ocasión de un acto público, reunión o manifestación. Amenazar, coaccionar, vejar e injuriar a los agentes de las fuerzas de seguridad cuando estén velando por el mantenimiento del orden público, por ejemplo en manifestaciones u otro tipo de protestas, y la grabación y difusión de sus imágenes que atenten contra el derecho a su honor o su imagen y que puedan poner en peligro su seguridad o la de la intervención policial. Amenazas, coacciones, injurias o vejaciones en vías públicas. Injurias o calumnias a través de cualquier medio de difusión a las instituciones, autoridades, agentes y empleados públicos, así como su falta de respeto. Realizar o incitar actos que atenten contra la libertad sexual. Deslumbrar con dispositivos tipo láser a las fuerzas de seguridad. La ocupación de cualquier espacio común, público o privado y la colocación de tiendas de campañas o tenderetes sin permiso en la calle. Perder tres veces o más el DNI en un plazo de 5 años y la negativa a entregar este documento cuando se acordara su retirada. Los daños leves a mobiliario urbano como marquesinas, papeleras o contenedores, así como los actos vandálicos a servicios públicos, por ejemplo, las pintadas y los grafiti. Práctica de juegos o deportes en lugares no habilitados cuando haya riesgo para las personas. Entorpecer la circulación peatonal. Escalar a edificios o monumentos o lanzarse desde ellos. Retirar las vallas de la Policía que delimitan perímetros de seguridad.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/1991782/0/consejo-ministros/polemica-ley/seguridad-ciudadana/#xtor=AD-15&xts=467263

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s